Comprar casa ¡claves legales y arquitectónicas! - Acerina Almeida

Comprar casa todas las claves para comprar una vivienda, para tomar una de las decisiones más importantes que una persona puede tomar en su vida, invertir en la compra de una casa.

Una buena o mala elección puede ser determinante para tu bienestar o para ser una fuente inagotable de problemas.
Comprar una casa no es una de esas cosas que se hacen todos los días. Cuando nos decidimos a hacerlo nos asaltan muchas dudas.
Al final lo que puede hacer que nos decantemos por una vivienda u otra pueden ser cosas como su precio, pero no es lo único que debería tener peso en la decisión.
Si vas a solicitar una hipoteca cuidado con las cláusulas abusivas lee este post 29 Cláusulas abusivas de los bancos. ¡Libérate de ellas!

Comprar casa claves legales

Por estas razones, entre otras, hay que tener claro una serie de consejos básicos para acertar con la elección del que podría ser tu futuro hogar.

a) Claves en cuanto a la vivienda en sí misma:

1. Inspeccionar la vivienda.

Una de las claves para comprar una vivienda es visitar la vivienda varias veces a distintas horas del día, ¿por qué? Porque es la mejor forma de comprobar si la vivienda es luminosa o no, si hay mucho ruido en la calle o si existe algún vecino que cause molestias.
El resto de consejos sobre la inspección de la vivienda los detallará más adelante la arquitecta Sara Alonso.

2. Informarse en la Comunidad de Propietarios.

Otra de las claves para comprar una vivienda es que debemos solicitar reunión con la Junta Directiva y Administrador de la Finca, además de pedir autorización para estudiar las 2 o 3 últimas actas de las Juntas celebradas, con el fin de comprobar los problemas reales que pueda tener el edificio, la morosidad, etc.
Parece una tontería, pero desde luego no lo es ya que la Comunidad puede estar inmersa en un pleito costoso contra la constructora por defectos de construcción, puede existir alto nivel de morosidad, entre otros problemas, que desde luego encarecerían la compra de la vivienda porque son gastos a asumir una vez adquieras la propiedad.

2.1 Cuota

La cuota que se paga de Comunidad es un factor muy importante a tener en cuenta, porque es una obligación mes a mes y en ciertas zonas se dispara por el hecho de tener zonas comunes ajardinadas, piscina, vigilancia, calefacción etc.
Ya si el edificio necesita aprobar una derrama para costear algún gasto urgente o extraordinario (previamente habría que cerciorarse con la Junta Directiva), habrá que sumar la cuota ordinaria más la derrama.

2.2 Problemas

Por todo esto recalcamos que hay que informarse sobre estos extremos, son datos importantes y claves para comprar una vivienda.
Los detalles que puedan dar los vecinos también son importantes, así que en una de las visitas se puede preguntar si hay algún problema en la escalera o en la propia vivienda que se quiere adquirir.
En ocasiones, un piso es demasiado barato por un motivo: hay gente molesta en el edificio, rencillas con algún residente… Es importante averiguarlo antes de que sea demasiado tarde.

Informarse en la Comunidad de Propietarios.

3. Preguntar a los vecinos.

No sólo hay que tener en cuenta lo que diga la Junta Directiva, es igual o más importante las opiniones mínimo de dos vecinos más del Edificio o inmediaciones.
Los vecinos nos pueden dar información sobre los inconvenientes de vivir en el edificio, posibles futuras derramas, vecinos fastidiosos, datos claves para comprar una vivienda.

b) Comprar casa claves sobre la documentación.

1. Pedir nota simple en el Registro de la Propiedad.

En la nota simple comprobaremos las cargas que pueda tener la vivienda, tales como: embargos, hipotecas, etc.
Además, también se podrá comprobar la titularidad de la misma, que las características catastrales sean las correctas, etc.

Pedir nota simple en el Registro de la Propiedad.

Es importante que los datos de Registro y Catastro coincidan, ya que un error en los metros de la vivienda puede hacer que paguemos más impuestos de los que nos corresponda.

2. Ir al Ayuntamiento.

Ya que el nuevo comprador se subroga en la posición del vendedor para el pago del IBI, es conveniente ir al Ayuntamiento y comprobar que está al corriente de pago.
También se le puede pedir los últimos recibos al vendedor.

3. Deudas de Comunidad.

Habrá que solicitar al Administrador de la Comunidad o Presidente de la misma, certificado de estar al corriente de pago con las cuotas.
Si compramos, inmediatamente nos tendremos que hacer cargo de las cuotas de comunidad pendientes de los tres años anteriores, y nos podemos llevar una sorpresa si no lo comprobamos antes de comprar.

4. Fiscalidad ligada a la compra.

Las operaciones de compra conllevan el pago de una serie de impuestos que según el caso, suelen costar aproximadamente el 10% del valor de la vivienda.
Sería interesante informarse en la Comunidad Autónoma, sobre las posibles bonificaciones a las que se puedan acoger algunos compradores, etc.
En algunas regiones existen beneficios fiscales para compradores menores de 35 años, entre otros requisitos.

Fiscalidad ligada a la compra.

Comprar casa la arquitectura

1. Tipo de vivienda – Zona – Tiempo.

Cuando invertimos en una casa las circunstancias de cada persona son distintas. ¿Para qué fin queremos nuestra vivienda? ¿Queremos (en principio) invertir sólo una vez en la vida?
¿Preferimos hacer una inversión más pequeña o que con el tiempo pueda ser atractiva para otros compradores? ¿Queremos que esa casa sea una segunda vivienda?
Hay personas que entienden que comprar una casa es algo que hacemos una sola vez en la vida. Puede que cuando se decida se piense en ella como un sitio donde echar raíces y vivir para siempre.
En cambio a otras personas no les importa, o en el momento de la inversión no es algo que les preocupe.
Dónde nos compremos la casa afectará a cómo nos relacionemos con ella. Por ejemplo, no es lo mismo comprar una casa en una zona rural que en el centro de la ciudad.

1.1 Pueblo o ciudad

Probablemente quien decida invertir en una casa de pueblo o cerca de la naturaleza busque tranquilidad y paz propia de esa zona, pero por otro lado el uso del coche será prácticamente imprescindible.
Lo contrario pasaría con la persona que vive en el centro de una ciudad. Tendría todo a pie de portal pero tendría que vivir con mucha actividad en la puerta de casa permanentemente.
Por tanto antes de decidirme pensaría en qué zona quiero tener mi casa y tendría en cuenta dos cosas: lo que me ofrece el sitio y lo que yo necesito de él.
Lo que me ofrece el sitio: la proximidad a los transportes, servicios sanitarios, centros educativos (en caso de tener o pensar en tener familia), zonas de ocio,…
Lo que yo necesito de él: tranquilidad, actividad, cercanía a la familia, proximidad al trabajo,…
¡Por cierto! Un pequeño consejo: visitar la casa tanto de día como de noche antes de comprarla. Nos dará una idea de la realidad de barrio y de la zona en ambos momentos del día.
Parece algo poco importante pero no es lo mismo ver una casa durante el día con todo su entorno en movimiento y luz natural que por la noche con todo lo que conlleva.

2. Comprar casa luz natural y soleamiento.

Tal vez es un factor que no tenemos en cuenta a la hora de comprar una casa pero desde luego es importantísimo.
Imaginemos dos casos:
– Visualiza una casa en un bajo de un edificio de 8 plantas donde tu casa se ilumine a través del patio de vecinos. Imagínate sentado en la sala.
– Ahora visualiza exactamente la misma casa pero en piso alto con grandes ventanales y vistas. Imagínate sentado en la sala, exactamente igual a la que imaginaste antes pero con toda esa luz.
La casa no cambia, en ambos casos es la misma pero la sensación en su interior es absolutamente distinta.
Los espacios luminosos dan la sensación de ser más amplios, confortables y acogedores. Además, con la ayuda de la iluminación natural conseguimos reducir el consumo energético pues tendremos menos gastos de electricidad y calefacción (en caso de que fuera necesaria).

2.1 La orientación

También tenemos que tener en cuenta la orientación, si las ventanas están orientadas al norte no tendríamos problemas pues el sol nunca daría por ese lado.
Pero sería una pena que durante las horas que más pasamos en esas estancias (sala, cocina,…) no podamos disfrutar de la luz natural porque nos moleste el sol y acabemos cerrando las persianas y encendiendo la luz.
Por tanto, recordar que si tenemos una sala de estar orientada al oeste nos dará el sol durante toda la tarde, y que si nuestro dormitorio se encuentra en el este el amanecer dará directamente contra nuestra ventana.

Luz natural y soleamiento.

3. Dimensión de espacios.

Hay que explicar primero dos conceptos:
Superficie construida: es lo que mide el total de la casa medida desde el exterior, es decir, los metros cuadrados totales con los muros la estructura y todo.
Superficie útil: Es la superficie real que vamos a utilizar de la casa, es decir, la que resultaría si la medimos desde dentro, habitación por habitación, sin tener en cuenta anchos de muros ni nada solo lo que usamos.
Es muy importante saberlo porque podemos pagar por una casa de 70 metros cuadrados construidos, pero que tenga alrededor de 62 útiles. Pero lo que no puede ser es que la superficie construida de 70 y una útil de 52 metros, porque estaremos pagando por 18 metros cuadrados que no estamos usando.

3.1 Tamaño y la proporción

El tamaño y la proporción son también importantes. Tenemos que ser conscientes de qué tipo de vivienda necesitamos y qué tipo de vivienda queremos.
¿Necesitamos que tenga garaje? ¿Qué tenga muchos dormitorios? ¿Mucho espacio de almacenaje? ¿Tal vez una cocina grande y una sala de estar amplia y unas habitaciones pequeñas?
Todo tiene que ver con la forma que vayamos a utilizar nuestra casa.
Una vivienda para una familia estándar debería estar equilibrada entre los espacios de día (cocina y estar) y los espacios de noche (dormitorios) para que  sea cómoda para todos, uno de los datos claves para comprar una vivienda.
Pero tal vez no sea ese tu caso y prefieras tener una casa con espacios de día muy amplios para poder hacer reuniones de amigos, y un dormitorio pequeño pero con mucho espacio de almacenaje, así que es algo en lo que pensar.
O por el contrario necesitas muchas habitaciones y prefieres sacrificar un par de metros de salón a cambio de que cada miembro de la familia tenga un espacio propio.

4. Comprar casa acabados – Construcción.

Por último, pero igualmente significativo, tenemos los acabados de la vivienda que nos darán tanto su calificación energética como el precio de su mantenimiento.
¿Qué es eso de la calificación energética de una casa? Es la medida por la cual se sabe cuánto es energéticamente eficiente una casa.
Para que nos entendamos, cuando vamos a comprar un electrodoméstico tienen un tipo de calificación por letras.
Lo mejor sería que todos fueran A+ porque consumen menos y son más eficientes.
Con las casas pasa algo parecido. Cuanto mejor sea la calificación energética que tenga querrá decir que la casa será más eficiente, ventilará mejor, que estará bien aislada y que será más cómoda y confortable sin necesidad de aires acondicionados ni calefacción  uno de los factores claves para comprar una vivienda.

¿Qué es eso de la calificación energética de una casa?

4.1 Materiales y mantenimiento

También tenemos que tener en cuenta los materiales y su mantenimiento.
Por ejemplo si compramos una casa con tarima de madera tenemos que saber que cada cierto tiempo tendremos que invertir en su mantenimiento.
O si tenemos elementos de madera en zonas húmedas como baños saber que se van a deteriorar antes.
Por último, tanto si la casa es nueva como si no lo es, hay que mirar en el estado en el que se encuentran determinadas cosas.
Comprobaciones sencillas como encender y apagar todos los interruptores, abrir y cerrar todos los grifos o mirar si hay humedades son claves para comprar una vivienda.
Al igual que si viene equipada con electrodomésticos comprobar su funcionamiento.
Son pequeños gestos que nos pueden ahorrar tener que desembolsar dinero justo después de hacernos con la propiedad.

Estudia minuciosamente la compra, pero ¡tampoco dejes pasar una buena oportunidad! ¡Comparte!

© Acerina Almeida Castro
© Sara Alonso Delgado
Arquitecta
Instagram: @alonso_archphoto
Facebook: Sara Alonso (@saraalonsoarquitecto)